https://youtu.be/v21qF75BdZI

Las estrategias de la oscuridad

A poco que seas observador, mantengas la mente abierta, hayas despertado un mínimo, y estés en un camino de desarrollo interno y espiritual, te habrás podido dar cuenta que un planeta como el nuestro donde reina la dualidad, la lucha entre la luz y la oscuridad se encuentra en el culmen en estos momentos.

Por eso creo que puede ser interesante compartir algunas de las estrategias que emplea el lado alineado con la Oscuridad (que simplemente son aquellos que buscan el poder sobre los demás). Considero que es importante estar avisado de estas estrategias, con el fin de no dejarse arrastrar por ellas debido a la inconsciencia. Y ahora más que nunca esto es relevante y crucial en nuestro mundo.

Nosotros somos seres con chispa divina, en un camino de aprendizaje para desarrollarnos a través de lo positivo y del amor incondicional. Por eso es conveniente saber cuáles son las estrategias que utilizan los que eligen un camino de negatividad, para poderlas hacer frente, no permitir que nos aten y nos esclavicen.

Los que apoyan el camino de la negatividad son seres extremadamente astutos y, al contrario de lo que solemos pensar, cuando llegan no lo hacen como un Darth Vader en la Guerra de las Galaxias o como un demonio con cuernos y cola, viéndoles venir a un kilometro de distancia. No es así de fácil. No es así. 

Cuando llevan a cabo sus planes bien, ni siquiera te das cuenta de cómo se han infiltrado ni de cómo has mordido el anzuelo hasta que es demasiado tarde. Por eso es muy útil conocer esas estrategias de antemano, para poder verlas antes de que ocurran.

Y no nos equivoquemos, en el mundo de la dualidad como el nuestro, necesitamos unas dosis de negatividad para saber lo que no queremos y para tener un impulso hacia la positividad y la compasión, por lo que supone un gran catalizador de nuestro crecimiento. Lo ideal es desarrollar nuestra sabiduría para poder servir sin ingenuidad y así no caer presa de los que apoyan la negatividad.

Ahora vamos a pasar a ver 4 de sus estrategias:

1. PRIMERA ESTRATEGIA. La instrumentalización del miedo.

El camino de la negatividad no es más que el camino de la separación. El camino del amor es el de la unidad. El miedo es la vibración de la separación. Los seres que se sirven del miedo empiezan moviéndose en las altas esferas de la sociedad. Como nuestro planeta ha estado en cuarentena en la galaxia durante mucho tiempo, los seres que emanan esa negatividad  no pueden hacerse visibles a las masas, por lo que sus maneras nunca son directas y claras, sino que son mucho más taimadas y engañosas de lo que podríamos imaginar, colaborando con gobernantes y lideres mundiales para poder ir difundiéndolo a través de las estrategias y filosofías de las autoridades y el poder planetario. 

Sabiendo esto, tenemos que estar atentos para no ser embaucados, porque el miedo es la herramienta más eficaz para el desempoderamiento de las personas. 

El camino de la negatividad siempre se apoya en la mentalidad del victimismo. Cuanto más desempoderado te hacen sentir, más controlable eres. 

De la misma manera que el camino de la luz se nutre de honrar el libre albedrío, el camino de la negatividad se apoya en infringir la ley del libre albedrío y buscando que se lo entregues. Pero ojo, no te lo pueden quitar por la fuerza. Como es una ley universal, solo pueden adueñarse de tu libre albedrío si tú se lo entregas. Por eso se convierten en maestros de la decepción y de la extorsión. Tienen que asustarte para que tú les entregues libremente tus derechos. Así es como los del camino de la negatividad han ganado poder.

2. SEGUNDA ESTRATEGIA. La creación de jerarquías.

Esta es la típica estrategia de divide y vencerás que hemos visto utilizar a dictadores hambrientos de poder durante miles de años; el pensamiento negativo utilizado para provocar el enfrentamiento, lo cual es la base de la separación. Es una estrategia política y religiosa habitual que lleva activa miles de años. Se trata de convencer a los de un lado que son los buenos y que los otros están equivocados y son malísimos. Divídelos de las maneras que sean necesarias, ya que la unidad crea el potencial para que la gente pueda echar abajo a las élites que dominan el poder. 

Ten claro que cada vez que apartas de tu corazón y rechazas a otro ser humano, estás cooperando sin querer a tu propia esclavitud por el camino negativo. 

Se puede observar muy claramente como ambos espectros de la política emplean esta estrategia para demonizar el otro bando, así como las religiones, las regiones, las naciones, las razas e incluso los equipos deportivos.   Demonizando al otro que no piensa como tú o no es exactamente como tú en apariencia, te apartas del camino de la luz.

Esta forma de pensar se alimenta del ego de las masas, mientras las élites se relamen de los óptimos resultados de sus maniobras. Si pueden convencer a la gente de que se odien entre ellos, consiguen desempoderar a todos los que se lo creen y ambos bandos pierden. 

3. TERCERA ESTRATEGIA. Manipular la Luz.

Los que apoyan la negatividad saben utilizar muy bien el intelecto para ganar poder. Buscan conocer a la víctima mucho mejor de lo que la víctima se conoce a sí misma. Manipulan a la persona aprovechándose de su buena naturaleza, porque la persona en el camino de la luz tiene la intención de hacer el bien. Pero si no tiene una verdadera conexión con su guía interna y su intuición, puede ser convencido fácilmente de que cualquier comportamiento es virtuoso, de que el fin justifica los medios —incluso la violencia—,  atacar y hacer daño a otros e incluso matarles, todo en el nombre del bien de manera ciega. 

Todo esto no es más que un signo de la influencia de seres en el camino del poder sobre otros; claramente visible en cualquier régimen comunista o fascista de la historia de la humanidad. Debería resultarnos obvio a estas alturas que ningún líder tirano va a decir a su gente: “quiero esclavizarte, deseo quitarte tus derechos y tu poder para hacerte nuestra propiedad biológica y así hacernos super millonarios y super poderosos.”

Date cuenta que, de hacerlo de cara y con las cartas sobre la mesa, la gente se uniría y provocaría revueltas unánimes. Razón por la cual los gobiernos siempre buscan convencer a la gente diciendo:  “Estamos tomando algunos de tus derechos momentáneamente porque buscamos tu bien y tu seguridad, es para un bien mayor. ¿No te das cuenta?”

Por ejemplo, cuando Mao tomó el poder en China, uno de los primeros pasos fue que toda propiedad privada y todos los negocios privados pasaban a ser propiedad del Partido Comunista. Les dijo que tomaría todos estos bienes solo para llevar a cabo una utopía en la que todos serían iguales y todos ganarían, y como les prometió algo bueno en ese falso intercambio, entregaron sus propiedades, su libertad, su trabajo, sus bienes sin prácticamente ninguna lucha. En poco tiempo, establecieron reglas de trabajo y de vida esclavizantes, y si alguien no las cumplía, se consideró que estaba interfiriendo con el bien común, y le convertían en un ejemplo de lo que le ocurriría a quien se atreviera a desafiar las nuevas imposiciones con torturas, encarcelamiento y asesinato. 

En la Alemania de Hitler, se demonizó a los judíos tildándoles de avaros e invasores que se habían adueñado de los mejores trabajos y robado a los alemanes su nivel de vida. Poco a poco los alemanes fueron rechazándoles y viéndoles como sus enemigos. Así, cuando Hitler ordenó que se les apresara y se les mandara a campos de concentración, los alemanes se cruzaron de brazos ignorando el peso de su conciencia, amparándose de que al final era para un bien mayor.

También en los tiempos de la segregación en Estados Unidos,  se les convenció a negros y blancos que debían permanecer separados y enfrentados porque les decían que las dos culturas eran demasiado diferentes como para mezclarse y solo iba a crear problemas tratar de coexistir igualitariamente. Por eso la segregación —se les decía— es para un bien mayor.

4. CUARTA ESTRATEGIA. La explotación de las debilidades.

Aquellos que se encuentran en el camino negativo se van a aprovechar de cualquier ventaja que puedan conseguir. Si se dan cuenta que la víctima tiene algún punto débil, irán directos a explotarlo. 

Como consecuencia, cualquier tipo de debilidad espiritual o puntos ciegos de la personalidad o las sombras no tratadas se convierten en armas potenciales para los del camino de la negatividad. Al mismo tiempo, nos ofrecen un gran catalizador, porque si te trabajas internamente NO podrás ser manipulado. 

Debemos tener en cuenta que nuestro planeta, al estar en una tercera dimensión dual preparándose para subir de vibración inminentemente, es un candidato ideal para este tipo de seres. Si no deseamos polarizarnos negativamente, ya no contamos con el lujo de ignorar a los que trabajan incansablemente para la oscuridad en nuestro mundo. 

Como decía Ra en el libro La Ley del Uno, hay un tipo de esclavitud que es inconsciente y sin intención, que es la que la humanidad sufre. Estamos sumidos en un sistema controlado por los que solo se sirven a si mismos y buscan imponer su poder a los demás, y al mantenernos dormidos participamos en la Matrix y la alimentamos. 

Aunque está teniendo lugar un gran despertar espiritual, la gran mayoría de la humanidad sigue aún inconsciente, incapaz de ver las maneras que las fuerzas de la oscuridad utilizan para esclavizarles psicológicamente. 

Por ejemplo, la industria farmacéutica se ha infiltrado en todas las aéreas de la sociedad, controlando las instituciones, los políticos, las leyes, la visión pseudo-científica de que las enfermedades vienen del exterior del cuerpo en lugar que desde dentro, y que si te quieres proteger de las enfermedades has de tomar sus medicamentos. En lugar de enseñar la prevención a través de comer saludablemente, de estar en equilibrio emocional y de hacer ejercicio, la industria farmacéutica esclaviza a la gente con medicamentos tóxicos y adictivos con graves efectos que les lleva a perpetuar el estado de enfermedad. Además han suprimido curas para el cáncer y otras enfermedades crónicas, y cualquier dato o informe científico que constate que sus medicamentos son perjudiciales o provocan daños importantes se silencia. No se consiguen beneficios desde la salud, pero ¡la enfermedad es una fuente de ingresos inagotable!

La industria alimenticia envenena el planeta con comida basura y con alimentos genéticamente modificados. Empresas como Monsanto colaboran íntimamente con las farmacéuticas creando alimentos llenos de hormonas y toxinas que saben que crean enfermedades. Se va perjudicando a la gente cada año un poco más mientras las personas creen que lo que ingieren es saludable.

La industria militar y armamentista crea crisis como excusa para que haya guerras y paga estas guerras con el dinero de los ciudadanos, armando las milicias, matando miles de civiles inocentes, robando recursos por el mundo entero y llenando los bolsillos de los millonarios y oligarcas que son los que se benefician verdaderamente de este caos que crean artificialmente a costa de la humanidad. 

Ahora también las grandes empresas tecnológicas se han unido a esta programación global, censurando a aquellos que se atreven a cuestionar el sistema, consumiendo nuestro tiempo libre con banalidades, desensibilizándonos, cortando la interacción humana y separándonos en cubículos aislados. 

La prensa nos inunda de propaganda llevando a que la gente se obsesione con la separación y las diferencias, atemorizando sin cesar, deprimiendo a los espectadores y lectores con millones de noticias truculentas y aterradoras.

Todas estas industrias están controladas por muy poquitas personas, las mimas siempre, con infinitos fondos financieros para sostener sus estrategias, y comprar a políticos para que hagan las leyes en su único beneficio, aunque eso suponga perpetuar estos sistemas de control y sofocar a su propia gente. Así es como funciona la Matrix.

En este momento presente las fuerzas que apoyan el camino de la negatividad controlan de manera silenciosa nuestra civilización a través de estos mecanismos que acabamos de ver de programación inconsciente. Y la persona normal vive su día a día sin percatarse lo más mínimo de los sistemas de control que existen a su alrededor. Aquí radica el poder del sistema de control basado en el poder sobre los demás. Controlan a través de la coerción y esclavizan a través del engaño. Este poder negativo está inmerso en una batalla por la conciencia humana. Los que siguen dormidos continuan siendo peones en su juego. 

En este momento en la historia de la humanidad, aquellos que colaboramos en el camino de servicio a los demás, tenemos la responsabilidad de ayudar a la toma de consciencia sobre dónde nos encontramos colectivamente y ofrecer la esperanza de la unidad de todos. 

Nuestra graduación como humanidad, nuestra Ascensión, es algo complicado porque primero hemos de sanar las sombras acumuladas en la tercera dimensión. 

¿Cómo podemos ayudar cada uno de nosotros en esta sanación?

1. ELEVANDO NUESTRO NIVEL DE CONCIENCIA, gracias a nuestro crecimiento espiritual. La vibración planetaria no es sino la suma de las frecuencias individuales. Cuando cada uno de nosotros subimos de conciencia, podemos ayudar al resto a acceder a la conciencia del amor incondicional, de la paz y de la unidad. 

2. La segunda forma de poder contribuir, es AUMENTANDO LA CONCIENCIA COLECTIVA sobre las diferentes formas de corrupción y engaño que se han extendido en nuestra sociedad. Y así dar la oportunidad a que las personas decidan si todavía quieren formar parte de la Matrix, una vez conocen las complejidades que antes ignoraban. Los que están en el camino positivo jamás buscan tomar decisiones por otros, solo poder ofrecer que los demás puedan tener esa capacidad de decidir por si mismos, y que mantengan su soberanía.

Creo que es importante mencionar que hay una corriente de pensamiento bastante extendida en algunos círculos que afirma que no se debe hablar de la negatividad ni de la corrupción existente porque no se le debe da fuerza. Estoy de acuerdo que odiar la corrupción o quejarse de ello lo fortalece, pero es IMPOSIBLE sanar la negatividad si ni siquiera sabemos que ropajes viste esa negatividad. Intentar esconder bajo la alfombra aquello que no nos gusta de nosotros mismos o del mundo no nos hace superarlo, solo lo entierra en el inconsciente y eso nos encadena sin querer. Es importante verlo con neutralidad y después perdonarlo, tanto a nivel individual como colectivo.

Claro que uno se puede meter en una cueva a meditar y dejar que la batalla por la conciencia siga en la Matrix. Ese método es tan válido como hacer visible lo que está escondido para iluminarlo. 

Por supuesto que es incómodo y a menudo desagradable reconocer algunas de estas realidades en nuestro mundo, a muchos nos ha resultado incluso doloroso, pero la compasión consiste en no odiar a aquellos que causan mal en el mundo. Simplemente admitimos que desempeñan un papel, pero también nosotros estamos llamados a desempeñar un papel. Y la compasión siempre busca sanar lo que está roto o deteriorado. 

La pregunta que tenemos que hacernos cada uno de nosotros es: ¿Cómo podemos ver la corrupción, la iniquidad  y el sufrimiento a nuestro alrededor y que no nos impulse a ayudar a sanar? 

Si queremos que esta Tierra se convierta en un lugar de colaboración, de paz, de unidad para generaciones futuras, tenemos que contribuir a su creación nosotros mismos ahora. Y esto no ocurrirá por si solo, no nos engañemos. Somos creadores de nuestra realidad. Somos parte activa de ese cambio que queremos contemplar. Nadie va a salvarnos. Somos nosotros los que nos tenemos que salvar a nosotros mismos y tenemos que recordar nuestra misión. Nosotros somos esa luz. 

Estamos inmersos en una guerra espiritual por la conciencia de la humanidad, quieras reconocerlo o no. No es una guerra al uso con armas y sangre. Es una guerra de elecciones. Si el planeta decide que quiere estar colectivamente al servicio de uno mismo y de la negatividad, así tendrá que ser. Pero no podemos sentarnos y cruzarnos de brazos permitiendo que ocurra sin ofrecer a la humanidad la posibilidad de elegir otro camino. 

¿Elegimos el camino del enfrentamiento y el odio? ¿O el del amor incondicional? ¿El camino de la separación o el de la unidad? Las elecciones actuales son tan cruciales que tendrán consecuencias durante toda la eternidad. 

No te quedes a un lado dejándote llevar. Tu alma eligió encarnar en este preciso periodo y el mundo necesita tu luz. Tenlo muy presente.

Y os dejo con una cita de Mark Twain para que os ayude a reflexionar:

“Es más fácil engañar a la gente que convencerla de que ha sido engañada”

Mark Twain

Leave a Reply

Your email address will not be published.